EL ESPERANTO Y LA RELIGION

Por Héctor Campos Grez, Delegado UEA

Alguno de los principios fundamentales del Movimiento Esperantista son la neutralidad, la no discriminación en relación al sexo, cultura, condición social, religión e idiomas.

La Asociación Universal de Esperanto, no puede ser utilizada – como institución- para difundir una religión determinada en desmedro de las demás, pues se violarían sus estatutos. Lo mismo ocurre con las Asociaciones Nacionales.

No obstante ello, reconociendo que el sentir religioso existe en casi todos los hombres en todos los lugares de la tierra, mantiene relaciones con las asociaciones que los esperantistas participantes de dichas creencias han logrado organizar. De este modo, sin violar los estatutos, se apoya indirectamente la difusión del Esperanto en todas las religiones y creencias.

Para permitir lo anteriormente señalado, existe la categoría de asociaciones colaboradoras no-neutrales y en el ámbito de la religión son varias: católicos, evangélicas, mormona, baha’is, cuáqueros, musulmanes, católicos ortodoxos, etc. Y también están los agnósticos, los ateos, los librepensadores.

Los católicos constituye la asociación esperantista religiosa de más antigua data. Creada en 1910 la Unión Internacional de Católicos Esperantistas (IKUE) edita la revista “Espero Katolika”, y ha creado varios libros y folletos dedicados a introducir entre los católicos, el Esperanto. Entre sus mayores éxitos está el haber logrado que S.S. Juan Pablo II salude en esperanto en las bendiciones urbi et orbe, tradición que mantuvo S.S. Benedicto XVI, y que lamentablemente no hizo S.S. Francisco; la mantención de emisiones en este idioma por Radio Vaticano, y la aprobación por el Vaticano de un Misal completamente en Esperanto son  hasta los mayores éxitos. El Esperanto cuenta con las bendiciones papales de SS. Pio IX, SS Juan XXII y SS. Juan Pablo II, quien siendo Arzobispo de Cracovia, apoyó un congreso del IKUE en su diócesis.

Posterior a IKUE, nació la Sociedad de los Cuáqueros Esperantistas (KES), en 1912. Edita la revista “Kvakera Esperantisto”. Casi al mismo tiempo se estableció KELI, la Liga Internacional de Esperantistas Cristianos, que reúne a los evangélicos y a varios credos protestantes. KELI e IKUE mantienen excelentes relaciones y cooperan bastante entre sí; y como resultado de ello, existe una edición común de la Biblia, en Esperanto, efectuada por expertos de ambas instituciones; y también un cantoral común llamado “Adoru”. Suscribiéndose a cualquiera de las revistas, con un pequeño pago más, es posible obtener la otra.

Otra de las religiones más difundidas entre los esperantistas es la Baha’i. Entre sus ideales propugnan la adopción de un idioma internacional auxiliar, y muchos de sus adeptos han visto en el esperanto esta a solución. Anualmente durante la celebración del Congreso Universal de Esperanto, los baha’is ofrecen una recepción a todos los participantes en él. BEL edita el boletín “BEL- Monda Letero”.

Entre las creencias orientales tenemos las asociaciones esperantistas de los Budistas, los musulmanes, el wonbulismo y el oomoto. Los budistas editan el boletín “Budhana Kuriero”; los participantes del Oomoto -religión de origen japonés- al igual que los Baha’is promueven el uso de un idioma internacional neutral, y específicamente el esperanto, en su sede en Kameoka, cerca de Kyoto, enseñan esperanto a sus creyentes y mantienen una importante biblioteca de libros en Esperanto, además reciben a todo esperantista que los visite en un hostal que poseen. Los musulmanes y el wonbulismo son las dos últimas religiones importantes que se han incorporado al uso del esperanto, y su organización es incipiente.

La Iglesia de los Santos de los Últimos Días o mormones, ha tenido altos y bajos en el mundo esperantista; llegaron en 1980 pero no han sido muy constantes en su funcionamiento. Editan “Esperanta Mormonaro”.

Últimamente, algunos esperantistas han revivido la creencia iniciada por L.L.Zamenhof, conocida como “hilelismo” que pretende la unificación de los credos en uno solo, y propugna la igualdad de los hombres y la comprensión mundial. Esto en un principio estuvo bastante ligado a la “idea interna” del Esperanto, pero durante el Primer Congreso Mundial de Esperanto -en Boulogne-sur-mer, Francia – primó el concepto del esperanto como idioma, y no como movimiento religioso o filosófico.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: